El conocimiento,

tu mejor herramienta.

Sir John Templeton

10 principios de inversión

Tanto la revista Money como Forbes consideran a Sir John Templeton un inversionista sensato y exitoso. Templeton nació en 1912 en Winchester, una pequeña localidad en el Estado de Tennesse (Estados Unidos). Hijo de una devota familia presbiteriana, el joven John se convirtió en el primer estudiante del pueblo en llegar a la Universidad. Y no sólo asistió a la prestigiosa facultad de Yale, sino que, además, se situó entre los primeros de su promoción. Pero la verdadera leyenda de Templeton se fraguó en Wall Street, donde a partir de 1937 inició una deslumbrante y dilatada carrera como financiero. ¿Por qué? Por su inteligencia administrativa en las inversiones. Su reconocimiento internacional le llevó a portar el apodo de “decano de las inversiones globales”, y se le considera una de las figuras más importantes en la historia de la administración de inversiones. John Templeton y su organización, Templeton Mutual Funds, dieron al mundo excelentes consejos para una mejor cultura financiera en cuestiones de inversión, juntamos aquí los 10 principios de Templeton, que a pesar de haber sido escritos hace décadas, siguen manteniendo su vigencia y valor.

1. Invertir en busca de retornos reales

La única razón por la cual un inversionista decide hacer una compra es porque busca obtener el máximo rendimiento después de intereses. Es un objetivo claro y evidente. Cualquier estrategia de inversión que olvide las condiciones de los impuestos y de la inflación está incompleta y por lo tanto es riesgosa o inexacta.

Hay muchas formas de lograr invertir con rendimientos reales. Desde las más seguras como CETES, otras tradicionales como los Fondos de Inversión o como las Acciones en la Bolsa, e incluso a través de fintechs más modernas.

2. Tener siempre la mente abierta

La flexibilidad es característica del gran inversionista. Un inversionista de mente abierta es capaz de percibir los mejores resultados a largo plazo, ya que en lugar de comprar lo que está de moda y vender lo que no, es quien vende lo que está de moda y compra lo que no. El no casarse con estrategias o instrumentos financieros en particular, así como una gestión activa garantizan un buen camino.

Emprender es un acto de valentía, de salir de la zona de confort y buscar hacer conocido lo desconocido, y esto es realmente un acto de valor en el que uno se arriesga para construir un puente hacia su destino y no transitar los puentes que ya otros emprendedores construyeron

Juan Carlos Sánchez Gnecchi, emprendedor de varias empresas de tecnología, en su libro electrónico Fortaleza mental para emprender.

3. No seguir a la mayoría

La única forma de obtener resultados que sean diferentes al resto, es hacer cosas diferentes al resto. No puedes hacer lo mismo que los demás y esperar diferentes resultados. Este principio también es cierto en la inversión y requiere de una entrenada fuerza de voluntad. A largo plazo, comprar cuando la mayoría está vendiendo, y vender cuando la mayoría está comprando, arroja mejores resultados.

4. Saber que todo está en constante cambio.

El alza y baja en los mercados es permanente. Todo lo que sube tiene que bajar, y lo contrario también es cierto. Por lo tanto, hay que entender que la situación en la que se encuentran los precios es temporal, y si bien es verdad que algunos tipos de industria o instrumentos financieros pueden hacerse populares entre los inversionistas, esta popularidad es transitoria, y la baja de precios en la misma podría prolongarse en varios años.

5. Evitar modas.

Esta es la tendencia a imitar las acciones que realizan otras personas bajo la creencia de que se está adoptando el comportamiento correcto. Este tipo de posicionamientos se producen cuando el individuo no tiene claro cómo comportarse y se guía por otros personajes de ámbito público, pensando que posee un mayor conocimiento.

Al realizar este tipo de inversiones guiándose por personajes »superiores» el inversor podría verse perjudicado por las decisiones de esa persona al realizar inversiones que no favorecen a sus intereses.

6. Aprender de los errores

Un comportamiento repetitivo puede arruinar cualquier plan de inversión y llevar a los inversionistas a la ruina. No está mal caerse, pero hay que saberse levantar y evitar tropezar dos veces con la misma piedra. Tomar nota de lo acontecido y reorganizarse.

En los próximos días tendremos un post de errores mas comunes al invertir.

Es de sabios aprender de los errores.

Hay que reconocerlo y aceptarlo. Por más cuidadoso y detallado que se elabore un plan, un proyecto o al desarrollar una tarea siguiendo los pasos de un procedimiento, no estamos exentos de equivocaciones. Esto es, todos cometemos errores.

7. Comprar en épocas de pesimismo

Cuando llueven las malas noticias nacen los grandes mercados, en tiempos de escepticismo crecen, maduran con el optimismo y mueren con la euforia. Cuando el pesimismo inunda los mercados es el mejor momento para comprar, y cuando los inversionistas entran en euforia es el momento ideal para vender.

8. Buscar valor de precios bajos

La única forma de hacerse de una excelente inversión en los mercados bursátiles es comprando lo que todos están vendiendo, económicamente al haber más oferta los precios se presentan más bajos. Lo que logra más rentabilidad es la búsqueda de valor, ya que la mayoría de los inversionistas se centra en buscar perspectivas y tendencias.

9. Buscar de forma global

Diversificar es una de las máximas más esenciales de la inversión. ¿Has escuchado eso de no poner todos los huevos en una sola canasta? Bueno, aquí este dicho toma sentido. El diversificar no te asegura el encontrar mejores opciones de inversión, el buscar y participar en mercados de otras naciones también diversifica el riesgo y da mayor seguridad al capital.

Nemo enim ipsam voluptatem quia voluptas sit aspernatur aut odit aut fugit, sed quia consequuntur magni dolores eos qui ratione voluptatem sequi nesciunt. Neque porro quisquam est, qui dolorem ipsum quia dolor sit amet, consectetur, adipisci velit, sed quia non numquam eius modi tempora incidunt ut labore et dolore magnam aliquam quaerat voluptatem. Lorem ipsum dolor sit amet adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.

10. Aceptar que no se puede saber todo

Es imposible que un inversionista tenga todas las respuestas. Una actitud presuntuosa es un camino inminente al desastre. Estar constantemente aprendiendo y trabajando con el mercado y sus reacciones es la única manera de invertir adecuadamente.

¿Te gustó el artículo? ¡Compártelo y síguenos en nuestras redes sociales!

Posts Relacionados

Dejar un comentario

Abrir chat
Enviamos un mensaje!
Hola! Gracias por visitar Capital en Bolsa
¿En que podemos ayudarte?