El conocimiento,

tu mejor herramienta.

Los diferentes tipos de inversión

¿Cuántos tipos de inversión existen? Porque has de saber que existen diferentes tipos de inversión, para que puedas elegir el que sea más apropiado a tus intereses o características.

Algunos expertos sugieren que lo ideal es abarcar el mayor número de inversiones, para que puedas darle seguimiento a cada una, y logres identificar la mejor oportunidad en términos de rentabilidad y riesgo.

Por esa razón, es muy importante conocer bien cada una de ellas, para que puedas elegir con sabiduría, a fin de evitar pérdidas o derroche de capital.

No es fácil realizar con exactitud una categoría de inversiones, porque esto no es algo rígido, y a veces es posible que se mezclen dos o tres tipos; sin embargo, te vamos a contar cuáles son las más populares, para que al momento de elegir puedas tomar la decisión correcta.

1. acciones de bolsa

El mercado de acciones, es necesario para que las empresas se capitalicen y obtengan financiación, de esta forma también es importante para los estados, ya que si las empresas generan riqueza, esta se reparte de forma indirecta (o directa) entre los individuos.

A su vez, estos individuos pueden obtener beneficios, siendo los que financian las empresas, comprando acciones.

Gracias a que reciben más publicidad, es el tipo de inversión más buscado por los principiantes, sin mencionar que cuenta con un gran número de plataformas, logrando que su manejo sea aún más fácil. También los expertos suelen invertir con acciones de Bolsa, pero su estrategia va más a largo plazo, con la finalidad de incluirlas en sus carteras.

2. Índices de Bolsa

Un índice de bolsa es un promedio calculado de precios de acciones representadas en un mercado o en un sector concreto; esto es, como una “cesta” de acciones derivada de una amplia muestra de alguna industria, sector o economía nacional. Y aunque es un derivado de las acciones de Bolsa, en este caso son los más expertos los que suelen involucrarse, ya que la compra de un índice requiere de conocimiento y herramientas específicas.

Y aunque no es tan fácil, ni puede realizarse de forma directa, muchos expertos lo prefieren porque les permite invertir en la economía de una región o de un país, sin tener que arriesgarse a elegir solo una empresa donde depositar todo su capital.

3. divisas

¿Recuerdas que ya hemos hablado en otra ocasión sobre por que invertir en forex? Las divisas son muy útiles para invertir en ellas. Esto se realiza a través de ciertas plataformas dentro del mercado Forex (mercado de divisas), donde podrás comprar y vender divisas de todo tipo, como dólares, yenes, euros y yuanes. Que no es lo mismo que solo comprar dólares y guardarlos en tu banco, esperando la oportunidad de cambiarlos.

El chiste es entender primero cómo funciona el mercado, saber cómo operan las plataformas de divisas y tener noción de la tendencia de movimientos de las monedas.  Por ejemplo sabemos que cada vez que Trump hace un tweet del muro, USDMXN es afectado y sube.

Este tipo de inversión resulta ser una buena opción, ya que está valorada como una opción eficiente, pues el precio de las divisas puede ser más atractivo que las valoraciones que se ofrecen en los bancos o casas de cambio.

4. metales

Invertir en metales preciosos es una forma de asegurar riqueza, así como una oportunidad para conseguir buenos rendimientos. Solo que no es una buena opción para todos los inversionistas, ya que conlleva algunos riesgos.

Los metales más usados, como podrás imaginarlo, son el oro y la plata; pero no son los únicos:

  • Metales preciosos: Oro, plata y platino
  • Metales industriales: Cobre, paladio y aluminio

5. materias primas

Invertir en materias primas es un negocio fácil y seguro al alcance de todos los ahorradores, ya que las materias primas son activos únicos que no presentan variaciones. Las formas de hacerlo son cuatro: por exposición física, compra de acciones a empresas especializadas, contratos de futuro y ETCs.

No obstante, es un tipo de inversión que ha causado mucha polémica y que conlleva ciertas dificultades, pues a diferencia de los metales preciosos, es más complicado que guardes en tu hogar barriles de petróleo o de uranio, por decir algo. Sin mencionar, que la escasez del activo podría limitarse solo a negociaciones a futuro.

Esto ha provocado cierta polémica alrededor, sobre todo si es ético o no dedicarse a especular en los mercados de materias primas, como podrían ser las agrícolas. Pero es importante para mí, que al menos sepas que existen, los más comunes son:

  • Materias primas agrícolas: Maíz, trigo y arroz
  • Materias primas perecederas: Cacao, café y azúcar
  • Materias primas ganaderas: Ganado bovino, ganado porcino y ganado lechero

6. inmuebles

Sé que todo el mundo sabe qué es un inmueble, solo que en este caso no se trata de comprar muchas casas o edificios, sino de especular con bienes físicos. Para ello se requieren ciertas herramientas para invertir en el mercado inmobiliario sin necesidad de adquirir físicamente una propiedad. Así que, estas son las alternativas más conocidas que existen para operar con este tipo de activos:

  • Fondos inmobiliarios: Se trata de fondos hechos por el capital de los participantes para comprar activos inmobiliarios y rentabilizarlos mediante su alquiler.
  • Sociedades SOCIMI: Son empresas que se dedican a comprar activos inmobiliarios y a obtener beneficios mediante su venta posterior y, sobre todo, mediante el arrendamiento de los mismos.

7. bonos

Un bono es un documento que puede ser canjeado por dinero o un servicio. Estos funcionan como una especie de inversión en Renta Fija, donde el inversionista entrega un capital a largo plazo, como unos 10 o 20 años y, a cambio, recibe un cupón anual de una renta predefinida. La ventaja de estos bonos es que pueden ser tanto públicos, como de empresas privadas.

Se puede invertir de dos formas:

  • Se entrega el dinero hasta el vencimiento del plazo completo, para dedicarnos solo a cobrar el cupón de manera anual, como si estuvieras cobrando los dividendos anuales de las acciones de una empresa.
  • Puedes ir al mercado y especular con la compra/venta de bonos (como si fuesen acciones en la Bolsa). Para ello es importante tener en cuenta que, aunque se le llame Renta Fija, si eliges esta modalidad tendrás que depender de la volatilidad del mercado, o lo que es lo mismo, corres riesgo de tener pérdidas, que en ocasiones podrían ser elevadas.

8. renta fija de corto plazo

Para los que prefieren instrumentos de bajo riesgo y rentabilidad conocida, aunque sea un poco más reducida en comparación a otro tipo de inversiones, las Rentas Fijas de Corto Plazo es lo que necesitan.

Estas podemos encontrarlas en los mercados monetarios, donde se adquieren Letras del tesoro y Pagarés de empresas, cuyo vencimiento es de plazos inferiores a los 18 meses. La ventaja de estos productos es que se pueden vender fácilmente en el mercado secundario, aunque su rentabilidad no sea muy atractiva.

9. Depósitos monetarios

También es posible invertir por depósitos bancarios, los cuales se caracterizan por tratarse de un contrato en el cual una de las partes, ya sea persona física o jurídica, deposita dinero a un banco, caja o cooperativa de crédito, para que este lo custodie y lo reintegre con intereses, pasado el periodo de tiempo pactado.

La ventaja de este tipo de inversiones, es que el usuario decide cuánto dinero quiere invertir y el plazo de tiempo en el que quiere hacerlo. La manera de recibir el dinero obtenido con la inversión es al finalizar el plazo, o bien, cada 3 o 6 meses.

10. Inversiones alternativas

También podrás encontrar otro tipo de inversiones financieras accesibles, pero que no están reguladas por ningún organismo oficial. Por eso, querido inversionista, debes darte el tiempo de evaluar cada una de ellas, para que después no recibas desagradables noticias, como casos de quiebra, por ejemplo.

Algunos posibles variantes que puedes encontrar son:

  • Inversiones de Alta Rentabilidad: Planes HYIP (High Yield Investment Program) o inversión en Divisas no respaldadas (Bitcoin).
  • Planes de inversión en bienes varios: Planes en sellos (Afinsa), Planes en materias primas (Bosques Naturales) o Planes en arte (empresa Arte y Naturaleza).
  • Plataformas de Inversión: Plataformas de Privaty Equity o inversión en Startups (tales como las plataformas FundRise o UInvest) o Plataformas de Crowfunding para inversión en diversos tipos de proyectos.
¿Qué tipo de inversión tengo que elegir?

Difícilmente podrás saber con exactitud cuál es el tipo de inversión que más te conviene, porque así como existen diferentes tipos de inversiones, también hay una multitud de formas de estructurar nuestra cuenta de inversión.

Por ello, lo ideal es abarcar el mayor número posible de tipos de inversión, eso sí, contando siempre con el conocimiento suficiente para operar con ellas. Porque más allá de elegir cualquier tipo de inversión, lo que hace a un inversionista experto es su seguimiento constante, y saber en qué momento operar a fin de aprovechar la mejor oportunidad en términos de rentabilidad y riesgo.

Ya que, si apenas estás comenzando en este maravilloso mundo de la inversión, mi querido educando, yo lo que te recomiendo es que comiences con acciones y con índices de Bolsa, porque es lo que más rápido se aprende. Ya conforme vayas agarrando confianza, podrás incorporarte poco a poco a nuevos tipos de inversiones, como divisas, metales y materias primas.

Fuente original: Varias

¿Te gustó el artículo? ¡Compártelo y síguenos en nuestras redes sociales!

Posts Relacionados

Dejar un comentario